Lorenzo Silva

EL AUTOR

Lorenzo Silva (Madrid, 1966) ha escrito, entre otras, las novelas La flaqueza del bolchevique (finalista del Premio Nadal 1997), La sustancia interior, El ángel oculto, El nombre de los nuestros, Carta blanca (Premio Primavera 2004), El blog del inquisidor, Niños feroces, Música para feos, Recordarán tu nombre y la «Trilogía de Getafe» (Algún día, cuando pueda llevarte a Varsovia, El cazador del desierto y La lluvia de París). Es autor de los libros de relatos El déspota adolescente, El hombre que destruía las ilusiones de los niños y Todo por amor y otros relatos criminales, del libro de viajes Del Rif al Yebala. Viaje al sueño y la pesadilla de Marruecos y de Sereno en el peligro. La aventura histórica de la Guardia Civil (Premio Algaba de Ensayo). Suya es también la serie policíaca protagonizada por los investigadores Bevilacqua y Chamorro, de la que Tantos lobos (2017) es la última entrega, tras El alquimista impaciente (Premio Nadal 2000), La marca del meridiano (Premio Planeta 2012) y Los cuerpos extraños (2014), entre otras. Desde noviembre de 2010 es guardia civil honorario.

EL LIBRO

Lejos del corazón, la novena novela protagonizada por los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro y undécima entrega de la serie, contando los volúmenes de relatos Nadie vale más que otro (2004) y Tantos lobos (2017). Un verdadero tour de force narrativo en el que Lorenzo Silva vuelve a demostrar su maestría, cuando se cumple el 20º Aniversario de la saga, poniendo a los populares agentes de la Benemérita al límite de sus capacidades y llevando las fronteras del género negro siempre un paso más allá.

En este caso, en concreto, completa su habitual y logrado retrato social de la España criminal de las últimas décadas con una osada exploración de vanguardia en las nuevas formas delictivas llamadas a convertirse en el modus operandi por antonomasia del siglo XXI, el cibercrimen. Y, por si fuera poco, desplaza la trama al Campo de Gibraltar, una de las zonas más calientes del panorama criminal de la península, donde paradójicamente los delitos de sangre o violentos están por debajo de la media. Todo ello con su habitual profundidad de miras y el ritmo trepidante que lo caracteriza. Una novela que dará que hablar.

EN UN LUGAR LEJOS DEL CORAZÓN…

 «Me gustaba la estampa de vida fugitiva que llevábamos. Temblaba al pensar que sólo me quedaban unos pocos años de saborearla, y eso me empujaba a bebérmela con toda mi alma, a darle cuanto pudiera quedarme, porque no conocía otra manera juiciosa de vivir.»

Con casi 30 años de servicio a cuestas, el subteniente de la Unidad Central de la Guardia Civil Rubén Bevilacqua, más conocido como Vila entre las filas, comienza a sentir que es prescindible y que el avance de las nuevas generaciones ya lo coloca en un odioso tiempo de descuento, antes de su pase a retiro. En eso comprensiblemente cavila al asistir a la ceremonia de jura de la bandera de su hijo Andrés, que ha seguido sus pasos y se ha unido al cuerpo, contra su criterio, aunque lo enorgullece verlo ahí. Pero una llamada al móvil de su vieja compañera de fatigas, la sargento Virginia Chamorro, lo devuelve a la realidad: aún le queda mucho trecho por recorrer y debe cumplir con su deber.

«Yo había estado ahí, donde ahora estaba él, una fría mañana de casi treinta años atrás, formando y dispuesto a jurar una bandera en la que creía como en cualquier otra: más bien poco, o en todo caso menos que la mayoría de mis compañeros. Me pregunté de pronto si mi hijo afrontaba aquello como lo había hecho yo en su día, como una formalidad y con alguna mala conciencia de escéptico infiltrado en la asamblea de los creyentes… » 

En la zona del Campo de Gibraltar, un joven informático de veinticinco años ha desaparecido hace casi 48 horas. Hay testigos que afirman haber visto como dos hombres lo abordaban en plena calle y lo introducían a la fuerza en el BMW de alta gama. Cuando su familia denuncia la desaparición del informático ya ha pasado demasiado tiempo y además han cometido el peor error que se puede cometer en un supuesto caso de secuestro: han seguido las instrucciones de los captores a pie juntillas, sin llamar a la policía, pagando sin rechistar la abultada suma exigida. 120.000 euros en efectivo que han dejado en un espigón del Estrecho Vila y Chamorro se desplazan hasta Algeciras junto a todo su equipo: la cabo primero Salgado, el cabo Arnau y la agente Lucía, y cuando comienzan las investigaciones ya han pasado tres valiosos días y el rehén sigue sin aparecer, lo que hace temer lo peor. Y hay más, no sólo porque el caso se las trae y a primera vista no hay cabos sueltos por donde comenzar a tirar, sino porque además la víctima, Christofer González, tiene antecedentes por delitos informáticos y dos causas abiertas a la espera de sentencia, junto a su socio y mano derecha, el también informático Sebastián Carranza.

«–El chaval que no había acabado la carrera, movía dinero, conducía un cochazo y tenía ya por entonces dos empresas dedicadas a servicios informáticos en apariencia inocentes y legales. Siguiendo el rastro de una de ellas, vimos que se había metido ya a lo grande en el cibercrimen.»

 Una vez más, Bevilacqua y Chamorro caminan sobre un territorio minado, el Estrecho de Gibraltar. Un microcosmos lejos del corazón donde las leyes son relativas y todo es posible, porque el dinero negro corre a raudales –al ritmo del contrabando de tabaco, la cocaína que desembarca en el puerto y los alijos de hachís que llegan a diario desde Marruecos, sin contar con las evasiones impositivas y la ingeniería financiera al otro lado de la frontera del Peñón de Gibraltar– y el lavado de dinero es una necesidad cotidiana.

«—La omertà de La Línea. Ya contaba yo con ella. En ese pueblo sólo hay una cosa peor que ser madero o picoleto: ser un chivato.»

Allí Vila se reencuentra con un viejo compañero de andanzas en Guipúzcoa, de su época de novato, el capitán Leandro Álamo, que lo llama Gardelito como en los viejos tiempos. Pero no le bastará con la confianza, la cooperación y la complicidad del viejo amigo y el apoyo incondicional de los efectivos a sus órdenes para resolver el caso. Ni siquiera con la asistencia de dos agentes del GDT (Grupo de Delitos Telemáticos) que le envía la Unidad Central de la Benemérita, porque la compleja trama a la que se enfrenta presenta varias ramificaciones que tienen que ver con el narcotráfico, el blanqueo de capitales y la circulación de dinero negro, no sólo a la manera tradicional en el Estrecho y a un lado y otro de la frontera del Peñón de Gibraltar, sino que también se canaliza por doquier a través de la escurridiza criptomoneda de la era digital, el bitcoin.

«Piensa que muchas veces, ni saben a quién están jodiendo, y nunca lo conocen en persona. No hay que lastimar a nadie y todo sucede limpiamente, a golpe de clic. Como dice el refrán: ojos que no ven, corazón que no siente. Y no te cuento ya si te limitas a venderle los datos a quien luego los va a utilizar de forma delictiva.»

CRONOLOGÍA DE UN FENÓMENO DE MÁS DE DOS MILLONES DE LECTORES 

En dos décadas desde el nacimiento de la serie policiaca de los guardias civiles, Lorenzo Silva a acumulado más de 3.000 logradas páginas de género, en once entregas entre novela y relato. Y con ellas ha logrado la proeza de conquistar a más de dos millones de entregados lectores incondicionales. La cronología del fenómeno Bevilacqua y Chamorro es la siguiente:

1998 – El lejano país de los estanques (Novela)

2000 – El alquimista impaciente (Novela)

2002 – La niebla y la doncella (Novela)

2004 – Nadie vale más que otro (Relato)

2005 – La reina sin espejo (Novela)

2010 – La estrategia del agua (Novela)

2012 – La marca del meridiano (Novela)

2014 – Los cuerpos extraños (Novela)

2016 – Donde los escorpiones (Novela) 2017 – Tantos lobos (Relato)

2018 – Lejos del corazón (Novela)

Lejos corazón